Tuesday, September 19, 2017
ETIQUETAS Jad

Etiquetas: jad

IRMA impacta productores de Bananos

Foto: Osmar Benites, JAD

El presidente de la Junta Agroempresarial Dominicana (JAD), Omar Benítez, reportó que a partir de la tarde del jueves se registraron daños en las plantaciones bananeras y arroceras, a raíz del paso del huracán Irma.

Si bien resaltó que, en general, el sector agropecuario no sufrió problemas graves, esos dos rubros se vieron muy afectados y, en el caso del arroz, no se conoce todavía qué tan profundos sean los daños.

“En la línea noroeste hay un impacto evidente e importante, principalmente en el sector bananero en Puerto Plata, desde La Canela hasta Montecristi”, dijo Benítez, quien agregó que el efecto incluye a Santiago.

Los datos preliminares que manejaba la JAD para este viernes a las 2:00 de la tarde indicaban daños en las plantaciones bananeras en al menos 40,000 tareas, que fueron inundadas y también planchadas por los vientos huracanados en Castillo Palma, Ámina, Boca de Mao, Mao, Guayabín, Castañuela y Palo Verde, principalmente.

En algunos casos, se trata de la misma zona de Mao y los alrededores que fueron impactados en noviembre del año pasado por las lluvias.

El expresidente de la Asociación de Productores de Bananos (Adobanano), Elnio Durán, señaló que se están evaluando los daños. “Todos los productores están reportando a Adobanano las tareas afectadas y las plantas caídas porque hay que contarlas, y en eso es lo que trabajamos ahora”, dijo.

En el caso del arroz, Benítez dijo que hay unas 38,000 tareas inundadas, aunque no se puede hablar de pérdidas todavía porque son cultivos que aun son recuperables, especialmente si se drena el agua antes de que transcurran 36 horas.

“Estamos haciendo un levantamiento y en las próximas horas podrían tener datos más precisos en términos de número, pero en promedio no hubo gran daño”, expresó José Mauricio, presidente de la Federación Nacional de Productores de Arroz.

En el país existen más de 30,000 productores de arroz, quienes producen casi 12,000 millones de quintales que generan ingresos promedio de RD$22,000 millones.

JAD: Competitividad exportaciones dominicanas de frutas y vegetales

La Junta Agroempresarial Dominicana (JAD), y el Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo (MEPYD) con el patrocinio del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) pusieron en marcha el Programa de Fortalecimiento de las Capacidades Operativas y Analíticas del Programa de Manejo Integrado de Plagas (MIP).

La iniciativa consistirá en 15 jornadas de capacitación a nivel nacional orientadas a la formación de técnicos y profesionales en manejo integrado de plagas e inocuidad agroalimentaria, vinculados al proceso de exportación de frutas y vegetales.

Osmar Benítez, presidente ejecutivo de la JAD, dijo que la actividad trata un tema vital para la entrada y permanencia de nuestras frutas y vegetales en los mercados internacionales como lo es la inocuidad y la seguridad fitosanitaria.

“Los mercados cada vez son más estrictos con el control de los insectos plagas y otros problemas fitosanitarios en los cultivos de exportación así como residuos de plaguicidas, es por esa razón que debemos estar conscientes sobre la importancia de actualizar a nuestros exportadores en ese sentido”, explicó Benítez.

La capacitación está dirigida además a empresas productoras y exportadoras, así como a técnicos de organismos oficiales de supervisión en estas áreas.

El objetivo del programa es fortalecer el control de plagas y enfermedades, mediante métodos más sostenibles que permitan promover exportaciones agropecuarias de mayor calidad, abordando así áreas claves que tienen que ver con el acceso a mercados y competitividad.

La capacitación fue impartida por el ingeniero agrónomo Fernando Díaz, y el magister en Manejo Integrado de Plagas, Emigdio Gómez.

La actividad contó con la presencia del ministro de Economía, Planificación y Desarrollo, Isidoro Santana, el vice ministro de Extensión y Capacitación Agropecuaria del Ministerio de Agricultura, Leandro Mercedes, Guido Gómez, representante en República Dominicana del Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (OIRSA) el director del Instituto Dominicano de Investigaciones Agropecuarias y Forestales (IDIAF), Rafael Pérez Duvergé y Juan Chávez del Consejo Nacional de Investigaciones Agropecuarias y Forestales (CONIAF).

Exportaciones Agrícolas

En el año 2015, el Producto Bruto Interno agropecuario fue de unos 165 mil millones de pesos, representando el 5.4% del PBI total. El sector ocupó algo más de 575 mil personas.

Las exportaciones agropecuarias fueron por más de 750 millones de dólares, entre las nacionales y de zonas franca, aportando el 7.9% del total de exportaciones. Dentro de las exportaciones agropecuarias se destacan las de banano y cacao, siendo la República Dominicana el mayor exportador de dichos productos agrícolas.

Las exportaciones de manufacturas de productos de origen agropecuario, las exportaciones agropecuarias y de contenido agroindustrial, se sitúan en 1,731 millones de dólares, representando algo más del 18% de las exportaciones totales.

Competitividad

Dada la importancia socioeconómica del sector agropecuario, el Gobierno Dominicano, a través del Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo y el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos de América, implementa el Programa Fortalecimiento de las Capacidades de Exportación Agropecuaria de la República Dominicana.

El desmonte de las barreras arancelarias a nivel mundial, el aumento de la demanda de bienes de probada inocuidad, que sean producidos bajo condiciones libres de sustancias y agentes prohibidos, respetando así la sostenibilidad ambiental, las normativas de sanidad vegetal y animal son requisitos indispensables para el acceso a mercados internacionales.

Es por esto que el programa tiene como objetivo general implementar actividades de fortalecimiento de las capacidades de comercialización para facilitar la habilidad de la República Dominicana para competir en el mercado mundial para productos agropecuarios.

Así como promover la participación de las organizaciones que establecen estándares internacionales para productos agropecuarios y actualizar las instituciones que manejan los sistemas sanitarios, fitosanitarios y sus infraestructuras, tales como estaciones de cuarentena vegetal y animal.

Se reúnen para dinamizar las exportaciones

La comisión integrada por funcionarios del Gobierno y representantes del empresariado sostuvo este jueves su primera reunión con la finalidad de iniciar la identificación nuevas posibilidades y se puedan crear las condiciones para que la República Dominicana dinamice sus exportaciones a diferentes mercados, especialmente hacia el Caribe.

En la misma, encabezada en el Palacio Nacional por el ministro Administrativo de la Presidencia, José Ramón Peralta; se acordó establecer un cronograma de trabajo ágil que facilite alcanzar ese propósito en el menor tiempo posible.

Participaron, además de Peralta, Luis Henry Molina, del Centro de Exportación e Inversión de la República Dominicana (CEI-RD); Alvaro Sousa, de la Asociación Dominicana de Exportadores (ADOEXPO); César Dargam, Consejo Nacional de la Empresa Privada (CONEP); Osmar Benítez, Junta Agroempresarial Dominicana (JAD); Circe Almánzar, Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD); y Ricardo Paz, del Consejo Nacional de Competitividad.

Entre los temas abordados figuraron las alternativas de transporte y la colaboración gubernamental para que el sector privado incremente sus exportaciones, especialmente a la Comunidad del Caribe (CARICOM).

Peralta destacó que en los últimos años, el mercado caribeño, excluyendo a Haití, ha estado importando al año unos US$30,000 millones del resto del mundo, lo que equivale a casi la mitad del producto interno bruto (PIB) del país.

 “Esta comisión, creada por instrucciones del presidente Danilo Medina, estará buscando opciones de transporte, acopio y distribución y la selecciones de las mejores rutas para los productos dominicanos con potencial de exportación”.

Sostuvo que hay varios sectores de la economía dominicana en los mercados vecinos del Caribe, como carnes, cereales, frutas, lácteos y plásticos.

Conforme a lo acordado, para próximas reuniones se tiene previsto invitar a representantes de las principales empresas exportadoras, de los navieros y de las líneas aéreas de carga.

País se adecúa para exportar carne EEUU

La Junta Agroempresarial Dominicana (JAD) anunció el inicio de un proyecto ganadero que permitirá al país volver a exportar carne a los Estados Unidos en un plazo corto.

La iniciativa consiste en el establecimiento de 175 fincas demostrativas modelos que contarán con nuevas facilidades de ordeño y otras adecuaciones a fin de lograr la equivalencia sanitaria con Norteamérica.

“Nuestro objetivo es exportar a Estados Unidos US$100 millones en carne tres años después de concluido el proyecto que dura alrededor de 18 meses”, explicó Osmar Benítez, presiente de la Jad.

También buscan mejorar la calidad de la leche siguiendo las mejores prácticas ganaderas y las normas internacionales de inocuidad en la manipulación de esa bebida alimenticia.

Benítez explicó que el 50 % de los 175 centros trabajarán en mejorar la calidad de la leche, y el resto en la nutrición animal.

Los productores recibirán asistencia técnica, capacitación para mejorar la gestión y producción, particularmente en cuanto a calidad, nutrición, reproducción y sanidad animal.

Además abordarán el manejo de pastos y forrajes y la conservación ambiental.
El presidente de la JAD indicó que acondicionarán las fincas para permitir que los ganaderos pasen del ordeño en piso de tierra al de cemento, en locales techados con agua permanente.

“Esto se traducirá en un beneficio directo para los ganaderos, ya que al mejorar la calidad de la leche recibirán mejor precio”, dijo.

Responsables

Dicho programa será desarrollado por el Proyecto Fortaleciendo la Cadena de Valor de la Ganadería Dominicana (Progana), el cual firmó ayer un acuerdo de trabajo con las primeras 15 fincas productoras de leche beneficiadas. Contarán con un inversión de RD$25 millones.

El proyecto dura cinco años y cuenta con un financiamiento de US$21 millones aportado por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, de los cuales 16.2 millones serán invertidos en el país.

En total, serán beneficiados más de 10 mil productores de 11 provincia, que representan el 76 % del sector.

Comerciantes piden gobierno apoye sector

El Consejo para la Defensa de los Derechos del Comercio (Codeco) respaldó la propuesta del ministro de Agricultura, Ángel Estévez, de que el Gobierno haga compras masivas de leche a los ganaderos del país para fortalecer los programas estatales de asistencia social y así salvar ese sector de la crisis que enfrenta por la falta de mercados.

Amado Díaz, coordinador de la entidad, afirmó que la propuesta de Estévez refleja el interés de buscar solución a los problemas denunciados por la Asociación Nacional de Productores de Leche.

Osmar Benítez, presidente de la JAD, afirmó que la crisis del sector se debe a las importaciones masivas de quesos frescos y derivados lácteos.

Exportaciones de bienes agrícolas aumentaron 14% en 2016

En las exportaciones de bienes agrícolas durante el 2016 se registró un incremento de 14%, como consecuencia del repunte del banano (29.5%), aguacate (72.7%) y ajíes y pimientos (71.9%). Además 4 productos (tabaco, banano, cacao y azúcar) generaron divisas por US$1,443 millones.

De acuerdo a los resultados preliminares del informe de la economía del país el año pasado, los productos agropecuarios y agroindustriales que más divisas produjeron fueron los vinculados al tabaco, con US$696 millones; banano, con US$398 millones; cacao en grano, con US$225 millones y el azúcar crudo, con US$124 millones.

Esos 4 productos o ramas de estos representan el 84% de las exportaciones agroindustriales del país en el 2016, según estadísticas procesadas por la Junta Agroempresarial Dominicana (JAD) con datos del Banco Central.

La JAD explica, en su Memoria del 2016, que hay otros productos agrícolas que presentan un gran potencial de exportación, entre los que cita el aguacate, mango, melocotón, batata, berenjena, piña fresca, melones, naranjas, orégano, lechosa, jengibre, ron de caña, cervezas y zanahoria.

Esos productos, según esa institución, aportaron en conjunto cerca de US$286 millones a la exportaciones del año pasado.

Agrega que, al finalizar el año pasado, el valor agregado de la ganadería, silvicultura y pesca tuvo un incremento de 5.3% sustentado en el aumento de la producción de leche cruda (15.1%), pollo (3.0%), ganado porcino (2.2%) y ganado bovino (1.1%).

Industria alimento. Su valor agregado tuvo un crecimiento de 5.5% el año pasado, por el crecimiento de las actividades de procesamiento de carne (2.3%), aceite y grasas de origen vegetal y animal (1.8%), de productos lácteos (9.0%) y otros productos alimenticios (5.4%).

En tanto, las actividades de elaboración de azúcar y los productos de molinería presentaron contracciones de 10.8% y 3.0% en 2016.

Las estadísticas establecen el crecimiento de 2.3% en la actividad de procesamiento de carne, que se atribuye al aumento de los volúmenes de producción de carnes de pollo, res, cerdo y otros cárnicos.

Junta de Aviación Civil simplificará trámites para operadores aéreos

La Junta de Aviación Civil (JAC) se ha enfocado en simplificar los trámites y requisitos para que los procesos de los operadores aéreos se realicen con más facilidad, así lo informó el presidente de la entidad, Luis Ernesto Camilo.

Dijo que el “Proyecto de Modificación del Manual de Requisito JAC-001, versión 0.6” se realizó en base a sugerencias de los sectores ligados a la aviación civil para poder manejar una política con menor burocracia.

Explicó que se trata de algunos requerimientos en común con el Instituto Dominicano de Aviación Civil (IDAC), el Cuerpo Especializado en Seguridad Aeroportuaria y de la Aviación Civil (CESAC).

“Hemos escuchado y aceptado las sugerencias de las líneas aéreas para mejorar renovaciones, permisos de operaciones y todo concerniente con la aviación”, agregó.

De su lado, la encargada de Transporte Aéreo de la JAC, Bernarda Franco, indicó que en la referida modificación fueron revisados todos los requisitos de los servicios, en algunos casos, se eliminaron o se agregaron requerimientos, o se mejoró la redacción de los mismos.

Además, se incluyeron los motivos para archivar una solicitud de servicio. La expedición del CAE fue el servicio objeto de más modificaciones. Se incluyeron los requisitos para la solicitud de un Permiso Especial.

“Lo que hicimos fue que a partir de las sugerencias, mejoramos las propuestas por los operadores aéreos a fin de convertirlo en una herramienta práctica que facilite las vías de inversión en el sector aerocomercial en el país”, dijo.

Ambos ejecutivos se refirieron en estos términos tras participar en la presentación del manual en una actividad realizada este lunes en el hotel InterContinental, donde además la JAC presentó la “Guía del usuario del transporte aéreo”

Camilo indicó que la guía que pone en evidencia los derechos y deberes de los usuarios del transporte aéreo, cumple con la misión de procurar que los pasajeros reciban un servicio de calidad, siguiendo las recomendaciones  útiles y prácticas que les ayudaran a obtener un servicio seguro, cómodo y eficiente, desde la adquisición del boleto aéreo hasta su destino final.

Ponderaciones sobre el Tratado comercial con Estados Unidos

Cuando se empezó a sazonar el acuerdo comercial DR-Cafta, quien se oponía a ello, era como caer en el campo de la ridiculez por ser la modernidad del momento, acuerdo éste estimulado y patrocinado por los EE.UU. por responder a los intereses de ese país.

Los funcionarios del gobierno de ese entonces y un grupo de técnicos calificados, designados para las negociaciones, hicieron lo que pudieron, quedaron atrapados por el gigante del norte. En verdad no sé si cumplieron el rol de mediadores o aceptaron lo que las circunstancias les impusieron.

Desde el principio, este instrumento de política comercial iba a poner a prueba nuestra capacidad competitiva, se habló mucho de la necesidad de adecuar nuestro aparato productivo, para poder asumir los nuevos retos y poder aprovechar las oportunidades que traía ese “moderno tratado comercial”. Finalmente, unos lo criticaron otros lo aplaudieron, pero terminado el santo entierro, todos se arrodillaron, y sumisamente, aceptaron como buenas y válidas las negociaciones llevadas a cabo.

Pasado algún tiempo, cuando el tema ya no era noticia, y ante el hecho consumado, como buenos dominicanos, todos se olvidaron, el sector público y el sector privado, de lo que nos iba a llegar, al cabo de los 15 y 20 años de vigencia de dicho acuerdo. Volviendo al momento de las negociaciones, no se peleó el punto básico de las asimetrías de las economías como hicieron los representantes de otros países, en negociaciones similares.

Se obvió que nuestras condiciones no eran igualitarias a los demás países firmantes. Y, esto fue un autoengaño, de lo que el país no estuvo al tanto. Me atrevo a afirmar, sin sacar el hecho de su contexto histórico, que en ese momento, nos hizo falta la estatura del Dr. Joaquín Balaguer. ¡Bueno!, los hechos se han encargado de confirmarlo, pues hemos arrastrado las desventajas desde el primer momento. Además, ha sido una ingenuidad, de parte de quienes han administrado el acuerdo, el hecho de no estar preparados, frente a un socio mayoritario y más fuerte, el cual siempre enarbolará las artimañas necesarias para tener la razón en cualquier problema a presentarse.

En aquel momento, el de la firma, los productores asumieron una actitud pasiva. Estando los productores agropecuarios al frente de una empresa o actividad, que es permanente, y de la cual dependen ellos, sus familias y también el país (no como los gobiernos que son transitorios) los productores, repito, debieron forzar una comisión público-privada permanente de seguimiento para verdaderamente garantizar la adecuación del aparato productivo y ponerlo en condiciones de poder competir de acuerdo a lo que nos venía encima.

Esto no sucedió, la JAD tomó algunas iniciativas, sin resultados apreciables. Así hemos llegado a un momento muy convulso. Estamos con el agua al cuello. Ya empiezan los lamentos. Nos paseamos por los estamentos políticos buscando apoyo para su revisión. Sugiero que el lobby principal debe ser con el gobierno de los Estados Unidos.

Hay que atreverse a abordar al presidente Donald Trump. Somos un país pequeño, pero de espartanos. Y, como tal, también tenemos derecho a salvaguardar nuestros intereses vitales. La vía no es ir al palacio y sentarse en una mesa de centenaria caoba, lo cual, no deja más resultados que una elegante fotografía. La unidad es clave para encaminar el esfuerzo en una sola dirección. Y, es el gobierno que debe ponerse al frente de una comisión con participación de los productores nacionales a la altura requerida. Todavía hay tiempo.

Como dice Frank Tejada, nuestra capacidad es limitada por diversos factores, pero debemos hacer el esfuerzo en los puntos prioritarios: financiamiento, energía cara, tecnología escasa o limitada, trabas sanitarias, combustibles costosos, trabas en las exportaciones y falta de conocimiento y capacidad de penetración de los mercados internacionales. De lo contrario, en los próximos 15 a 20 años, estaremos llorando por los mismos problemas, con la diferencia de que tal vez sea demasiado tarde.

Firmán acuerdo para mejorar la cadena de frío en el país

Un conjunto de entidades nacionales e internacionales firmó un acuerdo que busca fomentar y desarrollar la cadena de frío alimentaria en República Dominicana.

El acuerdo que pretende desarrollar actividades compartidas para el fortalecimiento de mejores prácticas y métodos de logística para la cadena de frío alimentaria que contribuya en el aumento de la calidad exportadora de productos agrícolas, fue firmado entre la Junta Agroempresarial Dominicana (JAD), Executive Service Corps (IESC), Global Cold Chain Alliance (GCCA), World Food Logistics Organizations para Latinoamerica (GCCA LATAM) y el Consejo Nacional de Competitividad (CNC).

Además, mediante el convenio se proveerá apoyo institucional para la realización en el país de estudios y eventos que brinden capacitación en los procesos logísticos de la cadena fría, así como de estudios que analicen el impacto de esta en el mercado local e internacional, a fin de que mejore la calidad logística exportadora e importadora de la cadena alimentaria.

Osmar Benítez, presidente ejecutivo de la JAD, expresó que el acuerdo también busca mejorar la cultura de cadena de frío, desde la producción agrícola, manejo, almacenamiento y procesado, así como la optimización de los canales de distribución, inserción, colocación y comercialización.

“Este esfuerzo conjunto quiere colocar a la clase productiva nacional a la par con estándares de calidad que son requeridos para los productos agrícolas en los diferentes tratados comerciales internacionales suscritos por el país”, dijo.

SíGUENOS

718FansLike
1,025FollowersFollow
736FollowersFollow
0LikesLike
0SubscribersSuscríbase
X