Compartir

El presidente de la Confederación Dominicana de Taxis Turísticos (Codotatur), Santiago Zamora, lamentó que la aplicación de la Ley 63-17, de Movilidad, Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial sacaría de circulación a más de 80 mil taxistas que pertenecen a esta organización.

Los servidores de la industria turística tendrían que dejar su sustento como taxistas del transporte urbano e interurbano, debido a que tienen más de 65 años, tal como lo prohíbe la nueva normativa.

Los chóferes, que también pertenecen a la Confederación Nacional de Trabajadores Dominicanos (CNTD), tendrían que pagar multas de salarios mínimos, las cuales Zamora consideró exageradas para un país donde el salario mínimo es de 5,800 pesos, suma que se hace difícil obtener por un chofer, debido los elevados costos operacionales registrados en el sector transporte.

“¿Qué vamos a hacer con esos más de 80,000 transportistas de todo el territorio nacional? ¿Se van para su casa a morirse de hambre? La respuesta la tiene la directora del Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (Intrant), Claudia Franchesca de los Santos, en reunión con nosotros”, manifestó Zamora.

En rueda de prensa en la sede de la CNTD, Zamora dijo que la Ley 63-17, “además de ser discriminatoria, incrementará el desempleo al impedirle a hombres y mujeres útiles laborar en el sector”.

DEJA UN COMETARIO