Compartir

Aunque su prioridad actual es la integración de Hamburg Süd a su negocio, el gigante danes Maersk Group no descarta realizar nuevas adquisiciones, en consonancia con el proceso actual de consolidación del transporte marítimo, que parece que no ha hecho más que empezar.

Desde la naviera, que ha cerrado el año 2017 con grandes resultados, afirman que, en este momento, no hay necesidad de invertir grandes sumas en la compra de buques y que los pedidos se mantendrán en un nivel muy bajo durante los próximos años.

Además, se muestran convencidos de que el futuro pasa por potenciar las divisiones de transporte y logística, en combinación con algunas compras muy seleccionadas. Para ello, el operador apuesta por continuar en el camino de la digitalización, que ha revolucionado los modelos comerciales durante la última década, dejando su huella en múltiples sectores.

Sin embargo, la industria del transporte y la logística aún no ha sufrido una transformación importante. El desafío que se ha marcado el grupo danés en este sentido es reducir la complejidad del negocio.

Así, mantiene que debería ser tan fácil para los clientes enviar un contenedor como enviar un paquete por correo postal. El plazo que se ha marcado para conseguirlo es de entre tres y cinco años.

 

DEJA UN COMETARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here