Compartir

En 2017 el transporte marítimo se ha visto expuesto a numerosos cambios con motivo de la entrada en servicio de las grandes alianzas.

En abril, la alianza 2M (Maersk Line y MSC) ha lanzado sus nuevos servicios, mientras que Ocean Alliance (CMA CGM, Cosco, OCL y Evregreen) y THE Alliance (NYK, MOL, K-Line, Hapag-Lloyd y Yang Ming) han puesto en marcha los suyos, mientras que CKYHE (Cosco, K-Line, Yang Ming y Evergreen), G6 (NYK, Hapag-Lloyg, OOCL, APL, HMM y MOL) y O3 (CMA CGM, UASC y China Shipping) los han reducido de forma drástica, según recoge el último informe de Cargosmart.

En total, el número de conexiones se ha reducido un 6,5% tras el periodo de transición, pasando de 102 servicios en el mes de marzo a aproximadamente 95 de julio a noviembre. 

En los primeros meses de su puesta en marcha, Ocean operaba con 400 buques, pero de septiembre a noviembre ha reducido su capacidad hasta los 350.

Por su parte, 2M y THE Alliance contaban con un número similar de embarcaciones a principios de julio, unas 250.

De forma global, la cantidad de buques de las alianzas ha aumentado un 1,3% tras la transición, pasando de 833 en marzo a unos 844 en noviembre.

Además, la capacidad total de estas embarcaciones es mayor que antes, llegando a alcanzar los nueve millones de TEUs en abril. Ocean es la que ha desplegado una mayor capacidad de las tres mega-alianzas, con 3,6 millones de TEUs en el undécimo mes del año.

Por su parte, 2M cuenta con un número de embarcaciones similar a THE Alliance, pero su capacidad es mayor, llegando a los 2,8 millones de TEUs frente a los 2,3 millones de la otra alianza.

Entre las tres, han incrementado un 5,3% su capacidad tras el periodo de transición, pasando de ocho millones de TEUs en marzo a 8,4 millones en noviembre.

DEJA UN COMETARIO